Horas antes de que Carles Puigdemont i Toni Comín asistan como eurodiputados a su primer plenario del Parlamento europeo, este lunes 13, la web oficial de esta institución todavía los considera como “no inscritos” y sus fotos no figuran en la relación de cargos electos. En cambio, Oriol Junqueras -al cual el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, retiró el viernes su condición de eurodiputado, después de recibir la resolución del Tribunal Supremo español- continúa figurando en la web del Parlamento europeo como supuesto miembro de pleno derecho del hemiciclo de Bruselas.

A diferencia del resto de eurodiputados, la web del Parlamento europeo tampoco recoge el currículum vitae de Carles Puigdemont y Toni Comín, ni su declaración de intereses económicos, ni la relación de asistentes a la cual tienen derecho. Tampoco consta que hayan formalizado la obligatoria “declaración de buena conducta” en relación con el trato hacia los funcionarios y el personal adscrito al Parlamento europeo.

Esta ausencia total de información sobre Carles Puigdemont y Toni Comín en la web oficial del Parlamento europeo impide, de momento, tener acceso a datos que tendrían que haber facilitado en el momento de adquirir la condición de eurodiputados, después de la sentencia del TJUE. Por ejemplo, si cobran remuneraciones de otro parlamento y cuánto dinero; si cobran por otras actividades ajenas a su tarea de eurodiputado y cuánto dinero reciben; si forman parte de consejos de administración o de la dirección de entidades; si cobran por realizar actividades externas ocasionales; si tienen intereses en empresas o sociedades que puedan influir en su tarea en el Parlamento europeo; si tienen el apoyo financiero de terceros, etc.

Si, a pesar del suplicatorio del juez Pablo Llarena, Carles Puigdemont y Toni Comín consolidan su pertenencia al Parlamento europeo, esta información tendrá que hacerse pública en la web oficial de la institución. De momento, Carles Puigdemont renunció, el pasado martes, a su condición de diputado del Parlamento de Cataluña, que ostentaba desde las elecciones del 21 de diciembre del 2017.