Ronaldinho, con excepción hecha de Leo Messi, sigue siendo el futbolista del Barça con mayor renombre y admiración en todo el mundo. La estrella brasileña iluminó y marcó el renacimiento del equipo azulgrana la década anterior, además de dar la alternativa a Messi.

Hoy no sólo es embajador del FC Barcelona sino también el protagonista de un documental sobre su vida y su paso por el Camp Nou. Lo dirigen dos prestigiosos directores, los ingleses Stuart y Andrew Douglas. En sus obras sobre estrellas del deporte destaca 'Strokes of genius', sobre dos leyendas vivas del tenis como Rafa Nadal y Roger Federer.

La semana pasada, el equipo de producción y de grabación pasó por Barcelona para rodar imágenes de Ronnie en el Camp Nou y hacer entrevistas con la mayor parte de los personajes que compartieron los mejores días de la vida de Ronaldinho y también de la afición del Barça. Para homenajear y hacer más grande la leyenda de Ronaldinho no ha habido rifirrafes ni diferencias. Por el plató han desfilado Joan Laporta y Sandro Rosell, así como los principales compañeros de Ronaldinho cómo Leo Messi, Carles Puyol y otros. El único que no quiso aparecer en el documental fue Josep Maria Bartomeu, alegando que él no tuvo ningún peso específico en su fichaje, puesto que en aquellos días su cargo era lo de responsable de las secciones profesionales.

En cambio, Josep Maria Bartomeu es quien le ha concedido el cargo de embajador y quien ha impulsado un multitudinario homenaje en el Camp Nou a Ronaldinho que finalmente se ha fijado para este verano con la participación de todo el primer equipo. El presidente Bartomeu no ha querido ser una presencia anacrónica en un documental donde, en todo caso, hubiera sobrado su participación.