Antes de ser elegido presidente del Parlament, Roger Torrent era el alcalde de Sarrià de Ter (Gironès). En esta localidad hay, desde hace más de un siglo, una importante fábrica papelera –la antigua Torras Hostench- que, desde el año 2016, explota la empresa Hinojosa.

Cuando era alcalde, Roger Torrent acogió con los brazos abiertos la llegada de este inversor, que retomó la actividad de la fábrica papelera, que había dejado de funcionar. Pero esta industria se ha acabado convirtiendo en un tormento para los vecinos de Sarrià de Ter y el Ayuntamiento de la localidad, a causa de los fuertes hedores y ruidos que desprende.

La fábrica Hinojosa Papelera de Sarriá SL es un foco de molestias para la salud y el medio ambiente, a pesar de la buena voluntad expresada por sus responsables de implementar medidas paliativas. La vida cotidiana en Sarrià de Ter ha devenido “insoportable” –según denuncian los vecinos- y se ha constituido la Plataforma Basta que reclama, sin tapujos, que el Ayuntamiento proceda a la clausura de la fábrica. Roger Torrent, que propició la reobertura de la fábrica, no duerme tranquilo.