El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha asistido este miércoles a una comida en el exclusivo Círculo Ecuestre, organizada por una peña de socios denominada Las Alforjas, donde ha brindado por el rey de España y la Constitución, revela el suplemento La Otra Crónica, del diario El Mundo.

Con la instrucción del del caso Pujol en la recta final, el histórico líder convergente asistió a la comida invitado por el doctor Ramon Soriano poniendo como condición que no le preguntaran por asuntos judiciales.

La misma información señala que Pujol no evitó referirse a otros temas, y especifica que el expresidente admitió que no es feliz y que quiere que lo entierren con la senyera, no con la estelada.

Y, en cuanto a su posición sobre España, no sólo hay que destacar que se sumó al brindis: según El Mundo, Pujol afirmó que siempre ha sentido admiración por España.