El periodista de la Cope, Carlos Herrera, se quedaba a gusto el otro día después de que la diputada de Junts per Catalunya (JxCat), Laura Borràs, visitara al rey Felip VI, y le reprochabas su actitud con Cataluña.

"Hay tontos con balcons en la calle". Así empezaba Herrera su comentario sobre la visita de Borràs al monarca. Antes, el Tribunal Supremo (TS) denegó a Jordi Sànchez, diputado suspendido y en prisión preventiva por la causa del proceso, la posibilidad de salir de prisión para ir a la ronda de consultas con el Rey, por lo cual JxCat envió a Borràs.

Entre otras lindezas, Herrara dice que "Borràs era consejera de cultura y ha dado bastantes muestras de sectarismo, animadversión a la lengua castellana, que medio domina y medio patea".

"En Cataluña no hay presupuestos desde hace dos años, donde no se gobierna, no se toman decisiones importantes para la vida de los ciudadanos y se pierde el tiempo miserablemente en esta espiral de autoalimentación de presos políticos, independencias, repúblicas inexistentes y corrupción. Mucha corrupción. Esto lo podría explicar 'Laurita Borràs' al Rey si encuentra las palabras adecuadas en castellano. Para eso hay que haberlo estudiado un poco", decía Herrera rotundamente.