Rechazados por los críticos del procés como plataformas propagandísticas, y disputados por los partidos que forman el gobierno catalán, los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) están en el ojo del huracán.

En este contexto, Núria Llorach, la vicepresidenta y presidenta en funciones del consejo de gobierno de la CCMA, no se ha preocupado de las apariencias cuando se ha dejado fotografiar durante la última gala de los premios Gaudí de cine, fuera del photocall con alfombra roja, acompañando a destacadísimas figuras de Junts per Catalunya.

No ha sido Llorach, moderada en el uso de Twitter, quien ha difundido la imagen, sino otros asistentes, como la portavoz de JxCat en el Congreso y exconsejera de Cultura, Laura Borràs.

La foto, además de Llorach y Borràs, muestra a la actual titular de Cultura, Mariàngela Villalonga, además de la diputada, regidora en Barcelona y exconsejera de la Presidencia, Elsa Artadi, la actual consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, la diputada de JxCat Mònica Sales, y el portavoz adjunto de JxCat en el Parlamento catalán, Eduard Pujol.

Se da la circunstancia que Pujol es unos de los miembros de la comisión parlamentaria de control a la CCMA.

Llorach entró en la CCMA a propuesta de CiU, había sido consejera del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) (2000-2008) y, antes, directora del Instituto Catalán de las Mujeres (1990-2000).