A la popular orxateria del barrio del Poble Nou de Barcelona El Tío Che. Las visitas políticas en el barrio en campaña electoral menudean y acaban con una visita y la correspondiente fotografía con la propietaria Teresa Moreno, que aprovecha para exponer las demandas de los comerciantes de la Rambla del Poble Nou

Recientemente han pasado por allá Ada Colau, Manuel Valls, Jaume Collboni o Ernest Maragall. El otro día, en pleno paseo electoral, la visitaron Inés Arrimadas y Celestino Corbacho. La reacción, pero, no ha sido la misma.

Las primeras críticas se produjeron en un grupo de Facebook seguido por unas 5.000 personas, Poblenou y la gente del barrio. Allá, Moreno intentó explicar que había recibido los políticos de Ciutadans de forma educada, como hace con los de cualquier otra formación, y aprovechó para explicarlos las demandas del pequeño comercio. Pero el hilo cogió tal cariz que la moderadora del grupo lo cerró. En Twitter, en cambio, no hubo freno: insultos y llamamientos al boicot comercial.