Santiago Vidal ya tiene destino para retomar su carrera judicial. La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado destinar el magistrado al Juzgado de lo Social número 27 de Barcelona, después de estar cuatro años apartado de la carrera judicial.

En pocos días, Vidal podrá tomar posesión de la plaza, en la Ciutat de la Justicia de la capital catalana.

El reingreso ordenado por el Supremo y el CGPJ tenía efectos desde el 9 de marzo de 2018, cuando se cumplieron los tres años de la suspensión fijada inicialmente por el CGPJ y, según la sentencia del Supremo, el órgano tendrá que compensar económicamente al juez por este año que lo ha mantenido apartado.

Por tanto, tendrá que calcular los ingresos que habría recibido desde el 9 de marzo de 2018 hasta el 21 de marzo de 2019, excluyendo actividades que haya desarrollado en este tiempo que sean incompatibles con el ejercicio de juez.

Después de la decisión del Supremo, el pasado 12 de marzo, Vidal dijo que se sentía "muy incómodo" por volver a ser juez del Estado español, puesto que le habría gustado poderlo hacer en el "sistema judicial de la república de Cataluña". "Desgraciadamente, los hechos posteriores al 1 de octubre de 2017 no me permiten cumplir aquel deseo", valoró. Ahora se muestra "muy satisfecho" de poder volver a ejercer de juez, aunque será en el ámbito social y no en el penal, como hasta 2015.