Un empresario andorrano que es testigo protegido del caso Pujol ha asegurado el pasado 12 de diciembre en la Audiencia Nacional que la familia del expresidente catalán Jordi Pujol esconde actualmente 179,5 millones de dólares en Nueva Zelanda, unos 160 millones de euros, publica Vozpópuli citando el contenido de la comparecencia.

El testigo asegura que obtuvo un extracto antes de ingresar en la prisión de Brians 2, donde cumple condena por varios delitos, que cifra en 179,5 millones de dólares el importe acumulado por los Pujol en Nueva Zelanda, procedente de "diferentes países" y que tiene como beneficiario a Jordi Pujol Ferrusola, el hijo primogénito del expresidente catalán.

Este empresario, según añade la misma información, ha aportado cinco carpetas con documentación y dice que posee documentación del dinero supuestamente escondido de los Pujol porque ha organizado desde 1994 la trama societaria con la que la familia del expresidente de la Generalitat ha escondido su dinero en el extranjero, no sólo en cuentas bancarias, sino también en cajas fuertes. De hecho, afirma que ha formado parte del entorno de Pujol desde que tenía 19 años.

Preguntado por el juez instructor del caso Pujol, José de la Mata, acerca de si Jordi Pujol Ferrusola ha realizado operaciones financieras en el extranjero durante los últimos años, respondió que "más que nunca" y no sólo en México, ubicación que destaca en su declaración, sino también en "otros países que no han salido a la luz", revela Vozpópuli, que publica fragmentos de audio​ de la declaración de este testigo.