El director de TV3, Vicent Sanchis, una de las 30 personas procesadas por la organización del 1-Oautorizó expresamente la emisión de publicidad de aquella votación, revela El Confidencial, aunque el Tribunal Constitucional le ordenó que evitara "iniciar, tramitar, informar y/o dictar" acuerdos o actuaciones para permitir la preparación o celebración del referéndum convocado por el gobierno catalán.

La autorización queda patente en tres correos electrónicos aportados a la causa este 27 de marzo por el responsable de marketing de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Martí Patxot, también imputado, explica el mismo diario, que publica los citados mensajes.

Sanchis, procesado por la presunta comisión de un delito de desobediencia, negó haber adoptado la decisión de emitir los anuncios, pero Patxot le atribuyó esta decisión y avaló su versión de los hechos con estos emails.

Los mensajes revelados por El Confidencial muestran que Sanchis respondió "de acuerdo" a Patxot cuando el responsable de marketing de la CCMA le pidió su visto bueno para emitir anuncios de la campaña institucional sobre el 1-O. Durante su declaración en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, el director de TV3 dijo que no sabía si tenía competencias para impedir la emisión de un anuncio, pero que los responsables de publicidad sí que tenían. También declaró que "nunca" había impedido la emisión de un anuncio.