El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha afirmado en la Audiencia Nacional donde se le está juzgando que su ascenso al máximo cargo uniformado del cuerpo de la policía de la Generalitat no tuvo ninguna relación con el movimiento independentista.

Trapero ha afirmado, a preguntas del fiscal, que el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no estaba al caso de la propuesta de su nombramiento como mayor de los Mossos y máximo responsable uniformado cuerpo, porque esta propuesta vino directamente de la entonces director de los Mossos, Albert Batlle.

Ante los magistrados que le juzgan, el mayor Trapero ha afirmado que él "no tenía ningún tipo de relación estrecha con el presidente" Carles Puigdemont, descartando así ninguna relación entre su nombramiento y un pretendido posicionamiento del cuerpo a favor del proceso independentista.