El presidente catalán Quim Torra considera que el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, no es imparcial para juzgarlo en el caso de los lazos amarillos por las declaraciones que ha hecho este magistrado en contra de la simbología independentista. Para Torra "estamos ante un caso flagrante de falta de imparcialidad".

Con este argumento, Torra pide la recusación de Barrientos para que no pueda presidir el juicio contra el presidente catalán, el cual está acusado de desobediencia por saltarse las órdenes de la Junta Electoral Central (JEC) para que retirara la simbología independentista de los edificios oficiales de la Generalitat en campaña electoral.

En este contexto, Torra ha amenazado con no presentarse al juicio al afirmar que "no ir seria poner de manifiesto que nos tenemos que plantar". En una entrevista al El PuntAvui, Torra asume que "todo sigue un camino que inevitablemente tiene que acabar con la inhabilitación".