El juez instructor del caso del 3% en la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha citado para el próximo 18 de febrero a Rafael Ribó, el Síndic de Greuges (Defensor del pueblo catalán), que había pedido comparecer para responder sobre el viaje a la final de la Liga de Campeones de 2015 que le pagó Jordi Soler, un empresario investigado en este caso de presunta financiación ilegal de Convergència.

Soler declaró que pagó el viaje a Ribó, valorado en 39.000 euros, con fondos de sus empresas. El juez cree que la invitación de Soler se produjo por la condición de Síndic de Ribó, que ha ejercido la opción que tiene como aforado de declarar voluntariamente. Para la Fiscalía, Ribó puede haber cometido un delito de cohecho pasivo impropio por haber aceptado aquella invitación. Asiismo, la Fiscalía destaca que Ribó no sólo la aceptó, sino que pidió al empresario que pagara también el viaje a su hija.

Por su parte, Ciudadanos, el partido con más diputados del Parlamento catalán y principal fuerza de la oposición al gobierno de Quim Torra, ha anunciado por boca de su portavoz, Lorena Roldán, que ha iniciado los trámites para el relevo de Ribó, para el que se necesitan tres quintas partes del pleno de la cámara.