La juez de guardia del Juzgado de Instrucción número 1 de Lleida ha rechazado ratificar el confinamiento domiciliario que había decidido aplicar el gobierno de la Generalitat  en varios municipios de la comarca del Segrià después de los últimas rebrotes de Covid-19. En su auto, juzga desproporcionada la resolución del gobierno que preside Quim Torra y considera que el objetivo de la misma es "eludir la aplicación del estado de alarma parcial", que es una competencia estatal.

La misma resolución judicial recuerda al presidente Torra que la Ley Orgánica 4/1981, que regula los estados de alarma, excepción y sitio, le permite solicitar al gobierno de España la declaración del estado de alarma. Además, indica que la Generalitat puede adoptar medidas alternativas como el confinamiento domiciliario únicamente de personas contagiadas y las recomendaciones de confinamiento.
La juez, asimismo, rechaza que se pueda esgrimir a favor de la decisión de la Generalitat los precedentes de confinamiento en la comarca del Segrià y, antes, en la cuenca de Òdena, ya que las medidas en ambos casos no han incluido confinamientos domiciliarios generales, por lo que han afectado de manera mucho menos intensa el ejercicio de derechos fundamentales.

El gobierno de la Generalitat había prohibido desde este lunes las salidas y entradas a los municipios de Lleida, Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, La Granja d'Escarp, Massalcoreig y Torres de Segre, y a las entidades municipales descentralizadas de Sucs y Raimat. Ahora esta decisión, que obtuvo la conformidad del Plan territorial de protección civil de Cataluña (Procicat), queda en el aire, si bien la resolución del juzgado de Lleida puede ser recurrida.