Este lunes, a las 7 de la mañana, unos 700 agentes de los Mossos de Escuadra y unos 200 de la Guardia Urbana han entrado en unos cuarenta pisos de Barcelona donde una organización criminal de origen dominicano traficaba con drogas.

La operación bautizada como Bàcar se ha centrado al distrito de Ciutat Vella y ha sido el resultado de una investigación que se ha llevado a cabo durante dos años. Los principales registros se han hecho en el barrio del Raval, pero también se ha entrado a pisos del Poble Sec, Nou Barris y Badalona.

El juzgado de instrucción número 27 de Barcelona ha coordinado las investigaciones en las cuales se destapó que bandas de narcotraficantes de ciudadanos dominicanos habían empezado a operar en Barcelona. Estas bandas habían generado un incremento de violencia que disparó las alarmas de los cuerpos policiales.