La Junta Electoral Central (JEC) ha emitido este lunes por la tarde una resolución en la cual recuerda a los concejales surgidos de las elecciones municipales del pasado 26 de mayo que tienen que acatar la Constitución para acceder al cargo y que "sólo" se considerarán válidas las fórmulas de juramento o prometida "que expresamente manifiesten la voluntad incondicionada" de acatar el texto constitucional.

El acuerdo de la JEC, tomado este mismo lunes, es fruto de una consulta de las entidades contrarias a la independencia de Cataluña Impulso Ciudadano y Aixeca't-Levántante sobre la campaña de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) que propone a los electos que prometan o juren el cargo "por la república catalana".

La iniciativa de la AMI, hecha pública a principios de mayo, pretende que los concejales escogidos asuman el cargo haciendo referencia a su compromiso con la independencia. Sin embargo, la vicepresidenta de la entidad, Annabel Moreno, puntualizó durante su presentación que la fórmula tiene que emplearse una vez hecha la prometida o juramento que prevé el artículo 108.8 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para que no se invalide el acto de toma de posesión. Según explicó entonces, cuentan con l"ampara legal" de un informe jurídico que sostiene que, así, el juramento no puede ser anulado.