El ex-director de los Mossos d'Esquadra Pere Soler y el ex-secretario general del departamento de Interior César Puig han sido citados por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela para declarar como investigados en la causa por presunta sedición en la que está doblemente imputado el anterior máximo responsable policial de los Mossos, el mayor Josep Lluís Trapero.

Lamela ha aceptado la petición de la Fiscalía y pretende interrogar a Soler y Puig el 9 de marzo sobre los dos delitos de sedición atribuidos a Trapero, uno relacionado con la actuación de la policía catalana de los días 20-21 de septiembre y el otro, con el 1-O.

Por otro lado, Lamela ha planteado a las partes que se pronuncien sobre la posibilidad de declarar compleja esta causa, consideración que podría ampliar la duración de la investigación.