La magistrada Carmen Lamela, que investiga en la Audiencia Nacional por sedición al mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, ha decidido declarar compleja la causa, como le había pedido la Fiscalía.

De este modo, la instrucción que también afecta a la intendente de los Mossos Teresa Laplana, al ex-director de los Mossos Pere Soler y al ex-secretario de Interior de la Generalitat Cèsar Puig, se podría alargar hasta un máximo de 18 meses. La nueva fecha límite es el 27 de marzo del 2019, pero la Fiscalía puede pedir una prórroga para que se siga indagando.

La investigación se emprendió a raíz de los incidentes durante los registros de dependencias de la Generalitat de los días 20 y 21 de septiembre, y posteriormente se amplió a la actuación de la policía catalana durante el 1 de octubre.