El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decidido no admitir la querella por un presunto delito de usurpación de funciones que presentó el PP contra el presidente catalán Quim Torra. Los populares defendían que Torra estaba ocupando ilegalmente el cargo de presidente de la Generalitat después de haber perdido su condición de diputado del Parlamento de Cataluña.

El TSJC coincide con lo que ya había defendido la Fiscalía, que en un informe ya se mostró contraria a admitir la querella presentada por el PP al considerar que la inhabilitación que hizo la Junta Electoral Central (JEC) contra Torra, y que le hizo perder a este la condición de diputado, "no realiza un pronunciamiento expreso sobre su condición de presidente".

El tribunal afirma que "no existe el automatismo" por el hecho de perder la condición de diputado de la cámara catalana con el hecho de tener que dejar de ostentar el cargo de presidente de la Generalitat de Cataluña, dando la razón a los argumentos de Quim Torra para mantenerse en el cargo de jefe del ejecutivo catalán a pesar de no ser diputado.