La sala contenciosa-administrativa del Tribunal Supremo ha ordenado a la Junta Electoral Central (JEC) que habilite un procedimiento para que los agentes policiales enviados a Cataluña desde otros puntos de España para velar por la jornada electoral del 10-N puedan ejercer su derecho de sufragio.

Esta decisión, consecuencia de la admisión de las medidas cautelarísimas presentadas por el sindicato policial Jupol, afecta a todos los agentes desplazados a Cataluña desde el 31 de octubre, publica El Mundo citando fuentes jurídicas, y hará posible que los policías desplazados puedan votar hasta el mismo día 10.

La JEC había aducido que no estaba a tiempo de aplicar una prórroga porque los votos no llegarían a tiempo por el escrutinio, pero el Supremo ha situado el plazo para escrutar en el día 13. Jupol, solicitante de una medida excepcional en ese sentido, había amenazado con impugnar las elecciones del domingo.