Después de que el Supremo pasara la pelota de la suspensión de los diputados presos al Congreso, ahora la Fiscalía pide al tribunal que suspenda Oriol, Junqueras, Jordi Turull, Jordi Sànchez, Josep Rull y Raül Romeva.

El ministerio fiscal ha solicitado al Tribunal Supremo que recuerde al Congreso que los presos electos están suspendidos por la aplicación del artículo 384 bis de la ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim). De este modo, sostiene el ministerio público, no haría falta que la mesa del Congreso acordara la suspensión de Junqueras, Turull, Rull y Sànchez; tampoco que la mesa del Senado acordara la suspensión de Romeva.

La Fiscalía considera que la ley ya establece que en casos de procesamiento y prisión provisional "el procesado que ostentara función o cargo público quedará automáticamente suspendido en el ejercicio de estas funciones mientras dure la situación de prisión".

Es por eso que el ministerio público insta al Supremo a hacer saber a las mesas de las dos cámaras que "tienen que proceder a la aplicación inmediata del artículo 384 bis de la LECrim" y suspender de los cargos de diputados y senadores a los presos electos.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, daba por hecha la suspensión hoy en una entrevista en la cadena SER.