La Fiscalía propondrá este lunes al tribunal de la Audiencia Nacional que se condene al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, por desobediencia, según avanza El Mundo. Este delito no comporta penas de prisión, y lo limita a una multa y a la inhabilitación especial. De hacerse efectiva esta pena, Trapero sería expulsado del cuerpo de la policía de la Generalitat.

De este modo, el Ministerio Público no se ha limitado a cambiar el delito de rebelión inicial por el que se acusaba Trapero por el papel de los Mossos durante los días álgidos del proceso independentista, sino que tampoco le acusará por el delito de sedición, delito por el cual fueron condenados los líderes independentistas por el Tribunal Supremo.

Este cambio de posición de la Fiscalía ha sido decidido por la nueva fiscal general del Estado, Dolores Delgado, la cual había ocupado la cartera del Ministerio de Justicia en el anterior ejecutivo de Pedro Sánchez.