Los fiscales catalanes se muestran favorables al hecho que los presos del 'proceso' independentista disfruten de un segundo grado "flexible" con el cual puedan hacer salidas puntuales de la prisión siempre que se ajusten a la ley.

Las defensas de los presos prevén solicitar que estos puedan salir de prisión para trabajar o hacer voluntariado, después de que las instituciones penitenciarias donde cumplen condena acordaran el régimen de segundo grado para ellos.

La cúpula de la Fiscalía de Cataluña se ha reunido este viernes con los jueces de vigilancia penitenciaria para unir criterios sobre como actuar cuando la condición del segundo grado sea ratificada por la Generalitat o en el supuesto de que sea recorrida por los presos.

Después de una reunión que ha durado más de tres horas, fuentes fiscales han anunciado que evaluarán de forma individualizada la situación de cada preso, pero se muestran favorables con la condición de un segundo grado ordinario que, a pesar de que en principio no prevé salidas de prisión, pueda flexibilizar mediante la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario.