El presidente de la Generalitat, Quim Torra, puede perder el cargo por la vía rápida si el Tribunal Supremo asume un criterio que la Fiscalía estudia impulsar, ya que aceleraría la firmeza de la condena de inhabilitación dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Según publica El Confidencial, la Fiscalía está valorando la posibilidad de informar contra la admisión a trámite del recurso presentado por Torra contra la condena dictada por el TSJC.

Si la sala de lo penal del Supremo hace suyo el criterio de la Fiscalía, añade esta información, la sentencia sería firme en menos de un mes y Torra quedaría inhabilitado y desplazado de la presidencia. Este hecho también precipitaría la convocatoria de elecciones que Torra avanzó sin especificar una fecha.

La nueva fiscal general, Dolores Delgado, tiene que pronunciarse sobre este criterio que, según explica El Confidencial, se basa en la previsión del artículo 885 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, según el cual los recursos se pueden inadmitir si presentan carencias manifiestas de fundamento.