La Fiscalía considera que existen indicios de delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos en la contratación, por parte del gobierno catalán que presidió Artur Mas, de un lobby estadounidense para promocionar el procés independentista en los Estados Unidos, publica este miércoles El Mundo.

Según esta información, se trata de la conclusión del Ministerio Público obtenida de la investigación iniciada en 2018 sobre la posible comisión de irregularidades con la contratación del lobby Independent Diplomat por un millón y medio de euros, entre los años 2013 y 2015, con la que se buscaron apoyos para el independentismo catalán.

Una denuncia de Ciudadanos dio lugar a la investigación, que afecta a Artur Mas, al exconsejero de la Presidencia Francesc Homs y a otros cargos del gobierno catalán de entonces y del Diplocat. Cs aseguró que el Departamento de Acción Exterior de la Generalitat les había negado toda la documentación sobre el lobby aduciendo que las partes contratantes la habían considerado "confidencial".

El Mundo publicó en 2018 que el partido naranja obtuvo información sobre Independent Diplomat del Departamento de Justicia de los EE.UU. y que había aportado a la Fiscalía un contrato de 7.800 euros mensuales, de 2013, y otro entre el lobby y el Diplocat de 46.700 euros, correspondiente al envío de informes.

Registro de una empresa de la Generalitat
Por otro lado, agentes de la Guardia Civil han registrado este miércoles las dependencias de Equacat, la empresa de la Generalitat que gestiona el Canal Olímpico del Castelldefels, en el marco de una investigación ordenada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona sobre una trama de desvío de subvenciones públicas a fundaciones afines a Convergència .

Las actuaciones, enfocadas a la búsqueda de evidencias sobre la presunta comisión de delitos de fraude en las adjudicaciones, prevaricación, malversación, tráfico de influencias y blanqueo de capitales, tienen su origen en una investigación sobre el supuesto desvío de subvenciones a las fundaciones de la órbita convergente desde el Consejo Catalán del Deporte, cuyo presidente, Gerard Figueras, fue detenido el pasado mes de noviembre.