Olga Arderiu, la abogada defensora de la expresidenta del Parlamento de Cataluña Carme Forcadell, ha expuesto en su informe final este miércoles que la cámara catalana acató "absolutamente" el 155. Además, ha señalado que "no es cierto" que la declaración de independencia fuera publicada al Diario Oficial de la Generalitat (DOGC), contradiciendo a la Fiscalía.

Arderiu, que ha pedido la absolución de Forcadell, ha señalado que se ha tratado de "exagerar" el papel de la expresidenta del Parlamento catalán, de quien asegura que se la juzga por quién es y no por lo que hizo. En ese sentido, ha ironizado sobre la presunta actuación concertada cuando ha manifestado que en el sumario "no hay ni un whatsapp entre mi clienta y el gobierno o las entidades, y dicen que estaba concertada. ¿Y como lo hacía, por telepatía?". La letrada ha añadido que la agenda Moleskine, que se atribuye al ex-número dos de Economía Josep Maria Jové, "deja claro" que Forcadell "no asistía a las reuniones para desarrollar la hoja de ruta".

De la actuación de su representada como presidenta del Parlamento ha defendido que sus decisiones las ampara el principio de inviolabilidad parlamentaria y que "no era responsable" de la actividad de los grupos parlamentarios. También ha señalado que nunca se han calificado de delito las resoluciones anteriormente declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional, como se hace ahora con relación al Parlamento de Cataluña.

En cuanto al concepto de "violencia normativa" usado por la Fiscalía, Arderiu lo ha querido desacreditar indicando que se trata de una "invención" no contenida en el Código Penal. La abogada también ha atribuido al Ministerio Público la manipulación de pruebas cuando ha dicho que "mutila" mensajes de Twitter "cuando se dice algo que no les gusta".