El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado este miércoles quince días de plazo a Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, diputados de ERC y ex-altos cargos de Economía, para que depositen 4,5 millones de euros en concepto de responsabilidad civil por si son condenados por su participación en los preparativos del 1-O.

Procesados la semana pasada en esta causa por desobediencia, prevaricación, malversación de fondos públicos y revelación de secretos, ambos están citados a declarar el 11 de marzo. Además, se les ha retirado el pasaporte, no pueden salir de España y se tienen que presentar una vez al mes en el juzgado.

Jové, que fue secretario general de Economía -el número dos de Junqueras- y ahora dialoga en representación de la Generalitat con el gobierno español, tiene que depositar casi 2,9 millones de euros por los gastos efectuados o comprometidas para la votación del 1-O y la implementación de estructuras de Estado. Salvadó, exsecretario de Hacienda, tiene que ingresar 1,6 millones por los mismos conceptos. En particular, se le atribuye el despliegue de una agencia tributaria catalana.

Según la agencia EFE, Jové y Salvadó prevén esgrimir las diversas fianzas ya depositadas por otros acusados relativas a los gastos del 1-O. No obstante, la petición de donativos para ayudarlos a través de la caja de solidaridad ya se ha activado.