Jordi Pujol Ferrusola ha sido citado este viernes en la Audiencia Nacional para declarar por una supuesta comisión que habría cobrado procedente de la sociedad Grand Tibidabo. La investigación está relacionada con un presunto delito de blanqueo del hijo del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol.

El juez de la Audiencia Nacional, José de Mata, investiga un informe policial en el cual se habla de un dinero encontrado en cuentas bancarias en Andorra que habría cobrado Jordi Pujol Ferrusola en 1991, cinco días antes de la operación vinculada con Grande Tibidabo que llevó a Javier de la Rosa a ser condenado a tres años de prisión.

El 1 de agosto dem1991 hubo un ingreso de 8.532.409 pesetas que De la Mata vincula con la venta de la sede del Consorcio Nacional de Leasing (CNL), embrión de Grand Tibidabo, a la Generalitat de Cataluña. La investigación detectó un cheque de 9.356.000 pesetas cobrado por Catalana de Medios y Edición SA donde estaba Joan Anton Sànchez Carreté, asesor fiscal de la familia Pujol.

El juez De la Mata investiga si la diferencia entre las dos cantidades podría estar relacionada con un pago de comisiones a Catalana de Medios y Edición. De la Mata acordó prorrogar la instrucción del caso Pujol hasta el 23 de marzo de 2021. En este caso hay más de 30 personas imputadas, entre las cuales está el mismo expresidente Pujol, su mujer Marta Ferrusola y sus siete hijos, acusados de delito fiscal contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y organización criminal.