El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha sido citado para declarar el próximo 30 de octubre en la Audiencia Nacional como investigado por el presunto robo de documentación y espionaje ilegal a Luis Bárcenas, extesorero del PP, en el llamado caso Kitchen, una pieza derivada del caso Villarejo.

El juez Manuel García Castellón ha aceptado la petición de citarle formulada por la Fiscalía Anticorrupción, que atribuye al exministro la organización de una operación "parapolicial" para robar documentos sobre la financiación irregular del PP, que supuestamente incluyó la captación del chófer del extesorero popular para que, a cambio de al menos 53.000 euros, los informara de los movimientos de la familia Bárcenas.

García Castellón considera necesaria, pertinente y útil la declaración de Fernández Díaz para aclarar el papel que, a partir de las comunicaciones y los documentos obtenidos del excomisario José Manuel Villarejo, se cree que ejerció en esta presunta trama. El instructor del caso Kitchen también ha citado a declarar el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, que ahora quiere colaborar con la justicia después de haberse acogido al derecho a no declarar anteriormente, así como al exdirector de comunicación de Interior Juan José Esteban, el exjefe de gabinete de Francisco Martínez, Jorge Sánchez Bordetas, la funcionaría Icíar Castro y el sacerdote Silverio Nieto.

En cambio, la exministra de Defensa y exsecretaria general del PP Maria Dolores de Cospedal no ha sido citada de momento como investigada en las últimas diligencias, ya que el juez prefiere que vuelva a comparecer Francisco Martínez y centrarse en las órdenes dadas desde la cúpula de Interior antes de atender la petición de la Fiscalía sobre la citación de la exministra.