El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha afirmado que el fiscal de la Audiencia Nacional, Pedro Rubira, ha hecho un "ataque muy grave y sin justificación" a los jueces que trabajan en Cataluña. El TSJC ha defendido la "imparcialidad" de los jueces que están bajo sus órdenes, después de que Rubira dudes de la imparcialidad de estos.

Pedro Rubira, que este martes defendía la competencia de la Audiencia Nacional para juzgar el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y su cúpula policial, se preguntó si "¿puede haber imparcialidad, serenidad, si se manda la rebelión y la sedición en Cataluña?".

Ante estas afirmaciones, la sala de gobierno del TSJC ha denunciado que "cuestionar por un miembro del Ministerio Público, en el ejercicio de la acción penal, la imparcialidad de los jueces que ejercen en Cataluña, constituye una gravísima irresponsabilidad de quien tiene, precisamente, por mandato constitucional y estatutario el deber de proteger el ejercicio independiente e imparcial de la jurisdicción".

Ante este lío, la Fiscalía ha tenido que emitir un comunicado en el cual afirma que "en ningún caso se duda de la profesionalidad de los magistrados que ejercen sus funciones en Cataluña", añadiendo que Rubira hablaba de la crispación que ha generado el procés y que hacía falta serenidad para trabajar.