El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado el recurso que ha presentado la defensa del presidente de la Generalitat a las a fechas que el tribunal ha decidido convocar a Quim Torra, y que son el 25 y 26 de septiembre.

El juez Joaquim Martínez Sánchez afirma, en el decreto publicado, que se mantienen las fechas porque antes de concretarlas se consultó la agenda de Torra y "en aquella fecha y todavía hoy" para los días de la citación el presidente catalán "no tenía ni tiene programada ninguna actividad", a pesar de que estos días está programado el debate de política general al Parlamento.

Según el juez, la defensa no ha justificado bastante porqué habría que cambiar las fechas del juicio a Torra, acusado de desobediencia para no retirar los lazos amarillos y las pancartas a favor de los independentistas presos o huidos de los edificios de la Generalitat en campaña electoral. Para el juez "es precedente hacer constar que junto con el escrito de recurso no se ha acompañado ninguna documentación que justifique realizar una valoración diferente respecto al señalamiento efectuado".

Por otro lado, el TSJC ha enviado una providencia en la cual pide a la defensa de Torra que "arregle los defectos de forma existente en sus escritos de recusación contra dos de los magistrados del tribunal que lo tiene que juzgar (el presidente del TSJC Jesús Barrientos y la magistrada Mercedes Armas)", el tribunal reclama a Torra la "firma del recusante" y que "acompañe el documento número 1 al que se hace referencia en el cuerpo de ambos escritos".

En este contexto, la Junta de Portavoces del Parlamento catalán ha acordado mantener el debate de política general para los próximos 25 y 26 de septiembre aunque coincida con el juicio a Torra. El PSC ha planteado que se modifique la fecha del debate, iniciativa a la cual se ha sumado Ciudadanos y el PPC, pero los grupos independentistas han usado su mayoría para descartarlo.