El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha procesado a Josep Maria Jové y Lluís Salvadó por su participación en la organización del referéndum ilegal del 1-O. Los dos eran altos cargos del departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda que encabezaba Oriol Junqueras.

Jové y Salvadó han sido procesados por desobediencia, prevaricación, malversación de fondos públicos y revelación de secretos, y el TSJC los ha citado para que declaren el 11 de marzo. Además, tendrán que comparecer mensualmente, se les ha retirado el pasaporte y no pueden abandonar España sin permiso. El TSJC, asimismo, ha impuesto una fianza de responsabilidad civil de casi 2,9 millones de euros a Jové y de 1,6 millones a Salvadó.

El TSJC atribuye a Jové una participación activa no sólo en la preparación del 1-O, sino también en "otros actos ilícitos para conseguir la financiación de la independencia". A Salvadó también lo considera involucrado en la investigación de financiación y le adjudica la decisión de que "había que preparar las estructuras de Estado".

Salvadó fue el secretario de Hacienda y es diputado de ERC desde 2012. Jové fue secretario general de Economía -el número dos de Junqueras- cuando se preparó y se votó el 1-O. Actualmente es diputado de ERC en el Parlamento catalán y participa como representante del gobierno de la Generalitat en la mesa de diálogo con el gobierno español, que se ha reunido por primera vez esta semana. Antes había sido uno de los representantes de ERC que negociaron con el PSOE el apoyo de esta formación a la investidura de Pedro Sánchez.