El Tribunal de Cuentas concluye que las delegaciones catalanas en el extranjero y el Diplocat hicieron un uso indebido de dinero público para promocionar el proceso soberanista en el exterior.

El informe que ha aprobado este jueves el pleno del órgano fiscalitzador es el resultado de un encargo del Congreso de los Diputados para auditar la acción exterior de la Generalitat entre el 2011 y el 2017.

El contenido detallado del informe no es público, pero, según publica el diario ABC, la Generalitat se gastó durante este periodo más de 27 millones de euros en las actividades de las delegaciones en el extranjero y 16 más en el Diplocat, y parte de este dinero se habrían destinado a la difusión del proceso soberanista.

Así, según estas informaciones, el informe detecta 456 actividades de las delegaciones exteriores vinculadas al 'procés' y con gastos de más de 320.000 euros no justificados.

En cuanto al Diplocat, un organismo que el 155 liquidó, el informe apuntaría que tres de cada cuatro actividades que organizaba eran para promocionar el proceso de independencia.

A partir de la aprobación del informe por el pleno del Tribunal de Cuentas, ahora se investigará si ha habido malversación de dinero público por parte del Gobierno en las delegaciones y en Diplocat. Si se detectan responsabilidades penales, se pondrán en conocimiento de la Fiscalía General del Estado.