El magistrado instructor del Tribunal Supremo Eduardo de Porres ha acordado este viernes tramitar el suplicatorio al Congreso de los Diputados para poder proceder penalmente contra la portavoz de JxCat en la cámara, Laura Borràs, en la causa sobre los contratos de la Institución de las Letras Catalanas (ILC). El Congreso dispone de dos meses para responder a la petición del Supremo, comunicada por De Porres al presidente de la Sala Segunda, Manuel Marchena, que la ha enviado al presidente del Supremo, Carlos Lesmes, para que se la traslade a la Cámara Baja.

Borràs declinó la posibilidad de declarar voluntariamente el pasado 14 de febrero después de que el Supremo abriese una causa contra ella en diciembre y la citara para declarar por la presunta comisión de delitos de prevaricación, fraude a la Administración, malversación de fondos públicos y falsedad documental durante la etapa en la que la actual diputada de JxCat dirigió esta institución del departamento de Cultura de la Generalitat. La causa que afecta Borràs, remitida por el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona al Supremo el año pasado, se centra en la presunta adjudicación irregular de contratos de la ILC a Isaías Herrero.

Borràs, que dejó la ILC en 2018, cuando fue nombrada consejera de Cultura, ha defendido su inocencia y asegura que sufre una persecución política. Correos electrónicos intercambiados entre Borràs y Herrero incluidos en la causa muestran, no obstante, que la actual diputada de JxCat facilitó indicaciones para recibir contratos a su interlocutor. Además, en una conversación con un socio que también ha trascendido durante la instrucción, Herrero dijo que facturaba "trapis" con Borràs.