El presidente de la sala segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha pedido por carta al Ministerio del Interior poder tener a los presos políticos a disposición de la sala la última semana de enero.

Este traslado se tiene que hacer, dice Marchena, garantizando "la dignidad y el derecho de todo acusado a un proceso sin dilaciones indebidas"

En la carta, el magistrado recuerda que la ley de Enjuiciamiento Criminal establece que, una vez señalado el día del inicio del juicio oral, los presos sean "inmediatamente conducidos a la prisión de la población donde se tenga que celebrar el juicio", es decir, Madrid.

Por otro lado, apunta Marchena, el reglamento penitenciario indica que los acusados tienen que ser trasladados con una antelación de 30 días.

Después de conocerse la petición del Supremo al ministro, el titular de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha informado que la Generalitat ha ofrecido al Gobierno español que sean los Mossos d'Esquadra quienes efectúen el traslado hasta Madrid.

"Hemos ofrecido que hagan el traslado los Mossos. Lo que pasa es que aquí quién decide es el Ministerio de Interior y no nosotros, pero el ofrecimiento está hecho", ha apuntado durante la rueda de prensa en que se ha hecho balance de la siniestralidad a las carreteras catalanas durante 2018.