Santiago Vidal, el juez que fue apartado de la carrera judicial por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por haber participado en la elaboración de una Constitución catalana, podrá volver a ejercer de juez después de que el Tribunal Supremo haya admitido su recurso y haya reconocido su derecho a reingresar en la carrera. Este exsenador de ERC, eso sí, no podrá recuperar el lugar que ocupaba en la Audiencia de Barcelona y tendrá que superar un concurso para obtener una plaza.

El Supremo ha estimado parcialmente el recurso de Vidal, de forma que ha quedado anulada la decisión del CGPJ con la que, en marzo de 2018, denegó el reingreso a Vidal después de la suspensión de empleo y sueldo de tres años impuesta por su participación en la redacción del borrador de una Constitución catalana, que se consideró una falta muy grave.

La denegación del reingreso se había decidido a partir del artículo 367.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional.