Gerard Figueras, el secretario general del Deporte de la Generalitat de Cataluña, ha quedado en libertad con cargos después de haber comparecido en el juzgado este miércoles como investigado por la presunta comisión de delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y tráfico de influencias.

Figueras, que se ha negado a declarar, ha quedado en libertad provisional y sin medidas cautelares, lo mismo que los otros tres cargos del PDECat también detenidos este martes en el marco de la misma investigación, entre ellos la exregidora de Barcelona Maite Fandos, supuestamente colocada en la Diputación de Barcelona a cambio de su silencio, según los investigadores del caso.

Al salir de la Ciudad de la Justicia, Figueras ha asociado su detención con su condición de independentista, ya que ha señalado como sorprendente que la operación se emprendiera "en el momento actual que vive el país", ha destacado la "potencia" de la secretaría general que encabeza y se ha referido a su "compromiso" con el soberanismo.

Una veintena de simpatizantes del PDECat han esperado a los cuatro detenidos a la salida. Entre ellos, según la ACN, estaban el presidente del PDECat, David Bonvehí, la máxima dirigente del partido en Barcelona, Mercè Homs, la regidora de la capital catalana Francina Vila y el actor Toni Albà.