La justicia del Reino Unido ha calificado de desproporcionada la euroorden de detención contra la exconsejera Clara Ponsatí y ha decidido devolver la petición a España, aunque posteriormente ha rectificado y ha retirado el calificativo.

En un documento al que había tenido acceso la agencia Efe se informaba, en inglés y en español, que la euroorden "ha sido revisada por un abogado especializado del Reino Unido en nombre de la Agencia Nacional contra la Delincuencia" y se ha determinado que "es desproporcionada de acuerdo con la legislación del Reino Unido".

Fuentes jurídicas han explicado a Efe que se había considerado desproporcionada la euroorden porque al tratarse de un delito de sedición se entiende que es un "problema de orden público".

Con todo, el Reino Unido abre la puerta a reconsiderar la decisión si España envía "información sobre el historial delictivo previo de la persona o cualquier otra información relativa a la gravedad de la infracción". El juez Pablo Llarena había dictado una orden de extradición por un delito de sedición.

Este miércoles, el abogado de Ponsatí, Aamer Anwar, informaba que este jueves Ponsatí no iría a entregarse en una comisaría de Edimburgo (Escocia) porque la petición de Llarena presentaba contradicciones.