El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha afirmado que "estamos tramitando los indultos, por cierto, aquellos a los cuales a usted le preocupan porque les tocan, se empezarán a tramitar la semana que viene". Esta ha sido la respuesta que el ministro Campo ha dado en el Congreso de los Diputados a la pregunta que le ha hecho este miércoles la portavoz de JxCat, Laura Borràs.

El sindicato UGT había pedido que se indultara la exconsejera catalana de Trabajo, Dolors Bassa, quién ocupó el cargo en el ejecutivo de Carles Puigdemont. También tres expresidentes del Parlamento de Cataluña (Núria de Gispert, Ernest Benach y Joan Rigol) han pedido el indulto para quien también fue presidenta de la cámara catalana, Carme Forcadell. Bassa fue condenada a doce años de prisión, mientras que Forcadell fue condenada a once años y medio.

Este anuncio llega al mismo tiempo que desde el gobierno central, y en concreto el mismo presidente Pedro Sánchez, haya insistido en que su ejecutivo tiene sobre la mesa la reforma del código penal en cuanto al delito de sedición. Una reforma que Sánchez ha calificado de compromiso de legislatura y una medida que podría modificar la situación penal de los presos independentistas.