Andreu van den Eynde, el abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, ha acusado a la Fiscalía de omitir derechos fundamentales y a la Abogacía del Estado, de querer castigar la movilización ciudadana en un alegato final con el que ha vuelto a denunciar que lo que se juzga al Tribunal Supremo es "una causa general" contra el proceso y que se practica la "persecución de una ideología".

El letrado ha querido desacreditar el documento Enfocats, que ha etiquetado de "panfleto" y "compendio de lugares comunes", "sin hojas selladas" y "sin firmar". "Enfocats no es nada, es humo", ha dicho sobre el documento que los investigadores del caso señalaron como una hoja de ruta del proceso.

Sobre las estructuras de Estado, que el gobierno de Carles Puigdemont se comprometió a terminar, y que tenían como encargado directo al vicepresidente Junqueras, el abogado ha planteado: "¿Se ha visto algo de estructuras de estado en esta sala?".

Van den Eynde, que atribuye un "investigación política" al teniente coronel de la Guardia Civil Daniel Baena, ha esgrimido que "los agentes que han declarado en este tribunal han afirmado que no sabían lo que estaban investigando. Ni el jefe de la Guardia Civil en Cataluña supo explicarlo". También ha acusado a agentes de la guardia civil de mentir y exagerar.

Asimismo, ha criticado que la Fiscalía es "la única que defiende la DUI como una herramienta capaz de haber derogado la Constitución ". A Junqueras lo ha presentado como uno "el símbolo de los valores cristianos vinculados al pacifismo", y de Romeva ha esgrimido "un currículum de la conflictología de la paz" y una adhesión a la objeción de conciencia.