Xavier Melero, el abogado defensor del exconsejero de Interior Joaquim Forn, ha manifestado durante la exposición de su informe final, este martes en el Tribunal Supremo, que el gobierno de la Generalitat que encabezaba Carles Puigdemont "no realizó ninguna declaración de independencia, esto se deduce de la prueba documental obrante".

Asimismo, ha dicho que el ejecutivo catalán acató inmediatamente el 155 (su destitución mediante este el artículo de la Constitución) pero incumplió lo que se preveía en las leyes de desconexión aprobadas en el Parlamento de Cataluña y suspensas por el Tribunal Constitucional, añadiendo que el govern renunció "voluntariamente" a ejecutar "mecanismos" previstos a favor de la independencia. También ha reiterado que sabe que "a alguien le puede molestar esta versión de los hechos", después de afirmar que "digan lo que digan algunos el gobierno no declaró la independencia".

En cuanto a la supuesta actuación concertada de los Mossos d'Esquadra con el gobierno catalán, Melero ha considerado "paradigmático" de la falta de concierto el testimonio del entonces máximo responsable policial del cuerpo, Josep Lluís Trapero, quien acabó declarante que había preparado el plan para, si recibían el requerimiento de la Justicia, detener a Puigdemont y a los consejeros de su gobierno.

De su defendido, eso sí, ha reconocido que "sólo recibió una notificación del Tribunal Constitucional" y que "desobedeció".