El Departamento de Salud de la Generalitat ha remitido a personal de los hospitales y del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) la recomendación de no ingresar a las unidades de cuidados intensivos (UCI) los pacientes de más de 80 años con coronavirus, según un documento publicado por Crónica Global y Betevé.

El texto, que se centra en la toma de decisiones en un escenario de colapso sanitario, indica que se tiene que "limitar el esfuerzo terapéutico" que se realiza sobre los mayores de 80 años y priorizar los recursos para "aquellos pacientes que más se puedan beneficiar, en términos de años de vida salvados", así como "evitar ingresos en pacientes con escaso beneficio".

En cuanto a los pacientes de más de 80 años, recomienda "sólo oxigenoterapia con mascarilla reservorio de alta concentración tipo Monaghan" y "considerar tratamiento de confort (mórfico, midazolam) para paliar la sensación de disnea" además de colocar en posición de "decúbito prono" si en 15 minutos el paciente presenta saturación de oxígeno.

A los menores de 75 años, el documento indica que hay que tratarlos con mascarilla y, si no mejoran, con respirador. Para los pacientes de entre 75 y 80 años, excepto los que se encuentren en un mejor estado, se recomendada de entrada la respiración asistida.

La consejera de Salud, Alba Vergés, ha negado este martes que se haya dado instrucciones de no atender a los pacientes más mayores y ha asegurado que "los criterios clínicos prevalecen por encima de todo", además de indicar que a cada persona se dedicará "la intensidad terapéutica" que merece.

El mismo documento revelado por Betevé, por otro lado, ofrece una guía a los profesionales sanitarios para justificar ante las familias la decisión de no intubar pacientes. Entre los puntos destacados figuran  "no hacer referencia al hecho de que no hay camas para todos", "plantear la limitación como un bien para el paciente" y "no hacer tratamientos agresivos no implica abandonar el paciente".