La consejera de Salud, Alba Vergés, ha anunciado este martes el endurecimiento del confinamiento en los barrios del Torrassa, Collblanc y la Florida de L'Hospitalet de Llobregat por un periodo inicial de 15 días. Vergés ha justificado el confinamiento selectivo porque los datos invitan: "Hemos creído oportuno no actuar en toda la ciudad, pero sí en los tres barrios". La voluntad es la de "cortar los contactos que tenemos entre nosotros", ha subrayado.

Los habitantes de estos tres barrios no tienen que salir de casa a no ser que sea para ir a trabajar, asistir en los centros de salud, atención de gente mayor, niños, personas dependientes, discapacitadas o para hacer compras de alimentación o por fuerza mayor.

Vergés ha cifrado en "unos 300" los casos activos de coronavirus en el global de la segunda ciudad de Cataluña. La consejera ha instado a la población de estos tres barrios a evitar la "socialización" y a no hacer reuniones de más de diez personas, tanto en el ámbito público como el privado.

Por otro lado, el Gobierno recomienda el cierre de locales de actividades lúdicas o culturales, mientras que pide a bares y restaurantes que velen por el cumplimiento de las medidas sanitarias de seguridad en las terrazas y limiten el aforo en el interior de los locales al 50%.