La alcaldesa de l'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, ha anunciado la creación, en colaboración con el Departamento de Salud de la Generalitat, de un comité de crisis para realizar el seguimiento de la Covid-19 en la localidad y "tomar las medidas necesarias".

No obstante, ha considerado que "no son preocupantes" los datos sobre los positivos que ella misma ha trasladado a los medios: 300 casos activos en los brotes de la localidad, de los que 81 corresponden en el barrio de la Torrassa. A este respecto, ha argumentado que muy pocas personas infectadas están siendo atendidas en centros hospitalarios.

La alcaldesa de l'Hospitalet ha especificado que las más afectadas son personas que tienen entre 20 y 50 años, y que no hay un foco de contagio, sino diversos. Entre las medidas que ha anunciado Marín está la anulación de actividades de deporte colectivo. Además, ha adelantado que los Mossos d'Esquadra incrementarán su presencia y ha pedido refuerzos en la atención primaria.

En cambio, la segunda ciudad más poblada de Cataluña mantendrá abiertas las guarderías municipales, los mercados, los polideportivos, las bibliotecas y los casales de verano, y en cuanto a los bares, el gobierno municipal recomienda que los clientes usen preferentemente las terrazas.