En la región sanitaria de Lleida , los contagios avanzan hasta el punto que, de los 3.800 casos acumulados desde el inicio de la pandemia en marzo, casi un millar se han diagnosticado las dos últimas semanas, la mayoría, en el Segrià. Y, el hospital Arnau de Vilanova empieza a estar tensionado.

Desde el comité de empresa del hospital denuncian que no hay bastante personal para hacer frente al rebrote. Muchos profesionales prefieren trabajar en otros hospitales, como los de Aragón, porque ganan más y porque las condiciones laborales son mejores. En esta situación, el personal del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida duda de tener suficiente plantilla. No sólo faltan médicos, también enfermeras, zeladors y no sólo en el Hospital Arnau de Vilanova, sino también en la atención primaria. El mismo Departamento de Salud reconoce que está saturada por el trabajo que se le ha añadido por el coronavirus.

Adrià Comella, director del Servicio Catalán de la Salud, ha explicado que 260 profesionales se han mostrado dispuestos a ir a trabajar de refuerzo en Lleida, después del llamamiento que la Generalitat y el Ayuntamiento de Lleida han hecho al personal sanitario de todo Cataluña para conseguir refuerzos.

Comella ha admitido que se prevén 2 o 3 semanas más de incremento de contagios y que el sistema de salud se tensionará. Por eso están organizando derivaciones de pacientes, que pueden ser tanto de Covid cómo no, a otros hospitales catalanes.