El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado este miércoles que el gobierno español ha cerrado una compra de material sanitario con China para afrontar la crisis del coronavirus. La operación, que ha cifrado en 432 millones de euros, proveerá s España de productos sanitarios a partir de la semana próxima, cuando Illa espera la llegada del primer envío, y durante las siete siguientes.

El ministro ha especificado que recibirán 550 millones de mascarillas durante las ocho próximas semanas, 11 millones de guantes durante las cinco semanas próximas, 5 millones y medio de tests rápidos que esperan durante marzo y el abril, y 950 equipos de respiración asistida que prevén tener entre abril y el junio, una cifra que pretende incrementar con más compras que asegura que están gestionando.

Illa, que ha reiterado que "es el momento de la solidaridad con Madrid", ha explicado que detallará durante su comparecencia en el Congreso de este jueves el reparto de mascarillas efectuado por el gobierno, que cifra en casi seis millones.

El ministro, por otro lado, ha ubicado el "contagio importante" del coronavirus en Madrid en la última semana del mes de febrero, además de evitar emitir críticas contra los llamamientos a participar en las movilizaciones feministas del 8 de marzo. Precisamente, una jueza ha abierto la vía penal este miércoles contra el gobierno español por no haber prohibido aquella manifestación, celebrada pocos días antes de la declaración del estado de alarma motivada por los contagios del coronavirus.

Paralelamente, sindicados de médicos han llevado al ministro Illa al Tribunal Supremo por la falta de "equipos adecuados" para que los profesionales sanitarios afronten su labor. 5.400 de estos profesionales han dado positivo por coronavirus.