Las autoridades toman medidas para frenar los contagios de Covid-19 en l'Hospitalet de Llobregat. El Ayuntamiento, ante el foco activo al nordeste de la ciudad, ha decidido cerrar las pistas deportivas al aire libre. En concreto, cierran cuatro pistas de los barrios donde se ha detectado el brote. El objetivo es evitar contactos que faciliten la propagación del coronavirus, sobre todo entre los jóvenes que van para jugar a baloncesto y hacer otros deportes.

La alcaldesa de la Hospitalet, Núria Marín, ha avanzado que la semana que viene se creará un comité de seguimiento del rebrote. Las autoridades sanitarias trabajan para delimitar los focos de contagio.

El Ayuntamiento pide a la Generalitat que los facilite los datos de las personas contagiadas para poder hacer un seguimiento de casos. Una petición que ya hizo llegar sábado pero que todavía no ha tenido respuesta.

La segunda ciudad más poblada de Cataluña y una de las más densas de Europa concentra 107 casos en una semana. Sábado se multiplicaron por tres y saltó la alarma. La zona más afectada es el barrio del Torrassa, donde hay una cuadragésima de casos repartidos en una residencia y cuatro brotes familiares.