El Gobierno ha decidido confinar perimetralmente la comarca del Segrià por los últimos brotes de coronavirus. La medida entra en vigor este mismo sábado a las 12 horas. Así lo ha anunciado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en una comparecencia desde Palau esta mañana, después de una reunión de urgencia de seguimiento del Procicat. El encuentro lo ha encabezado el mismo Torra, y ha contado con la participación del vicepresidente Pere Aragonés; la consejera de Salud, Alba Vergés, que hasta ayer negaba un confinamiento que el ministerio de Sanidad avanzaba; la consejera de Presidencia, Meritxell Budó; y el consejero de Interior, Miquel Buch.

Durante la comparecencia, Torra ha dicho que ha dado instrucciones a los Mossos d'Esquadra y a las policías locales para que multen, si hace falta, "los que no respeten las normas que nos protegen a todos". "El Gobierno tiene como prioridad la vida y la salud de las personas, y tomará todas las decisiones y medidas necesarias", ha asegurado el presidente, que ha reconocido que "es una decisión difícil" pero ha querido mandar un mensaje de serenidad y apoyo a los vecinos, así como su compromiso con su tierra y la economía: "Os pedimos que veléis por los más vulnerables".

Por su parte, el consejero de Interior ha explicado que hasta las 16 horas de este sábado se permitirá la salida de personas que no residan en un municipio del Segrià, y la entrada de las personas residentes. Pero a partir de entonces quedará prohibida la circulación, excepto para trabajadores que se tengan que desplazar. Además, ha detallado que habrá 25 dispositivos de los Mossos d'Esquadra para controlar los accesos a la comarca, con más de 200 agentes.