Con una ratio de 2.899 personas infectadas por millón de habitantes (según datos de este 26 de marzo), el Principado de Andorra figura en el trágico podio de los países más afectados del mundo por esta pandemia. En concreto, ocupa el tercer lugar, sólo por detrás de los microestados de San Marino y Ciudad del Vaticano, según avanza lavalira.eu.

Las cifras, a menudo engañan. Las tres defunciones y los 224 casos de Covid-19 contabilizados hasta ahora en el país de los Pirineos pueden parecer "pocos", si los comparamos con las demoledoras cifras de España o de Italia. Pero hay un indicador que lo pone todo en claro y es cuando contextualizamos los datos en relación con el número de habitantes de cada Estado.

Esto es el que hace la web worldometers.info, una interesante página estadística que se actualiza a cada segundo, a través de una nutrida red de colaboradores internacionales. Su capítulo sobre la expansión y el impacto geográfico del coronavirus es una excelente guía y una referencia imprescindible para conocer al instante la evolución exacta de esta pandemia.

Y la realidad es que Andorra no sale nada muy parada en el ranking mundial de worldometers.info, hecho que pone en cuestión la autocomplaciente gestión contra la enfermedad que lleva el gobierno encabezado por Xavier Espot (foto). Si cogemos el parámetro de la incidencia del Covid-19 en la población (número de afectados por millón), este macabro indicador lo lidera la pequeña república de San Marino, con 6.130 enfermos por millón. A continuación viene la Ciudad del Vaticano, que a pesar de que sólo tiene cuatro casos diagnosticados, en función de su población censada le da una ratio de 4.944 afectados por millón.

El tercer lugar en este trágico podio lo ocupa Andorra, con 2.899 enfermos de coronavirus por millón de habitantes. Países muy tocados por esta pandemia tienen unas ratios mucho más bajas: es el caso de la China (56), Italia (1.230), España (1.202), Francia (387) o los Estados Unidos (208). En cambio, hay otros países, aparentemente modélicos y ejemplares, donde las cifras de infectados por millón es muy alta, como Islandia (2.350), Luxemburgo (2.129), Liechtenstein (1.338) o Suiza (1.308), si bien sin llegar a la cota de Andorra.

Las demoledoras cifras que pone de relieve la web worldometers.info son una enmienda a la totalidad a las políticas de prevención y tratamiento del coronavirus emprendidas, hasta ahora, por el gobierno de Xavier Espot y, en especial, por el ministro de Sanidad, Joan Martínez Benazet. También es una mancha en el expediente del hipermediatico y controvertido doctor catalán Oriol Mitjà, que ha sido contratado como asesor especial por el gobierno de Andorra para hacer frente a la crisis del Covid-19 y que, a la vista de estos datos tan nefastos, no se puede decir que su misión tenga demasiado éxito en los valles de la Valira.

Para acabar de contextualizar correctamente los datos que ofrece worldometer.info, hay que señalar que San Marino –el país proporcionalmente más damnificado del mundo por el Covid-19, con 208 casos diagnosticados y 21 muertos- tiene una población de 33.500 habitantes. Y que la Ciudad del Vaticano, el segundo del ranking, no llega a los 1.000 habitantes. El Principado de Andorra es pues, con sus 77.500 habitantes, los 224 vecinos infectados y los tres muertos, el Estado demográficamente más importante de este dramático podio mundial del coronavirus.