Jordi Sànchez y Jordi Cuixart están a punto de cumplir los dos años de prisión preventiva, decretada por la magistrada Carmen Lamela el 16 de octubre de 2017. Ante esto, mientras que la Fiscalía ha solicitado al Tribunal Supremo que ratifique el encarcelamiento, sus defensas han pedido que se los ponga en libertad. Esta es la respuesta a la petición de Fiscalía. El Tribunal se ha dirigido a todas las partes, tal y como determina la ley, para que den su parecer.

Para la defensa de Cuixart, hace falta que su cliente salga en libertad “tal y como han pedido numerosos organismos y asociaciones internacionales”. Así mismo, los abogados recuerdan al Tribunal Supremo que no es necesaria una vista previa con ellos presentes, por lo cual permanecerían a Lledoners y no se tendrían que trasladar a Madrid.

En cuanto a Sànchez, recuerdan que ya pidieron su libertad el 11 de junio pasado, puesto que entienden que no hay que prorrogar la prisión provisional. Como Cuixart, también estiman que Sànchez no hace falta que sea trasladado a Madrid. Jordi Sànchez es la cabeza de lista de Junts per Catalunya en las próximas elecciones del 10 de noviembre.